Seleccionar página

El compromiso es de todos. Desde CATAC trabajamos para mejorar la seguridad en el transporte día a día.

El 10 de junio de 1945 se estableció el Día Nacional de la Seguridad Vial. Aquella fecha marcó un antes y un después en la confección de las normas de tránsito, ya que fue el día en el que cambió el sentido de circulación en la Argentina.

Esta modificación, establecida hace 75 años durante la presidencia de Edelmiro Farrell, tenía dos objetivos: el primero, reducir la cantidad de siniestros viales, producto del incremento de automóviles procedentes de los Estados Unidos que se fue dando desde la década del ’20.

El segundo objetivo fue alinearse con el resto de los 20 estados americanos, ya que en aquel entonces Argentina y Uruguay eran los únicos dos países por los que se transitaba por la mano izquierda.

Sin embargo, la inminente inauguración del Puente Internacional que une Argentina con Brasil por las ciudades de Paso de los Libres (Corrientes) y Uruguayana (Rio Grande do Sur), prevista para el 12 de octubre de 1945, fue la que aceleró cuatro meses la resolución. De no ejecutarse, el tránsito debería haber cambiado su sentido a cada extremo del puente, complicando la circulación vehicular.

Para que todo esto fuera posible hubo dos patas fundamentales: el viaje a los Estados Unidos del ingeniero argentino Nicanor Alurralde para estudiar las condiciones y la señalización, y la campaña para el cambio que inició el Automóvil Club Argentino, cuya propuesta fue elevada el 5 de octubre de 1944 (Día del Camino).

El Reglamento de Ordenamiento Urbano dispuso la nueva medida el 2 de septiembre de 1945, prohibiéndose para las primeras semanas una velocidad mayor a 30 km/h en las ciudades, 40 km/h en las áreas suburbanas y de 50 km/h en rutas.